PATEO POR EL AGUASAL

Quedamos en domingo a las 8.30 en el chami, y tras la baja de Manu, Jorge y yo nos fuimos a Villarcayo a por Osquitar. Pincho en Espinosa y hasta El Pandillo. Allí decidimos seguir el arroyo del Aguanal y lo continuamos hasta una bonita cascada. Subimos una ladera y estuvimos siguiendo estratos de loma en loma hasta que no supimos como bajar al coche. Nos remontamos la ladera hasta llegar a las cabañas de Las Ovejas y luego tomamos el camino conocido hasta el coche.

En nuestro recorrido encontramos una grieta, que en la parte baja tenía algo de recorrido, pero al poco se hacía impenetrable. En su mismo estrato había más cavidades, pero pese a tirar aire, todas se terminaban estrechando mucho. También encontramos un sumidero, situado bajo una cascada, pero también terminaba impenetrable a los pocos metros.

Se localizó una sima debajo de un haya, pero como no teníamos cuerda, se dejó por explorar. Bajando de Ovejas, se localizaron otras 4 simitas, que quedan también pendientes de mirar.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Me gusta la reseña; has sido buena y no has entrado en los detalles del pateo extremo. No se te olvide darme las coordenadas; puedes mandármelas por mail o publicarlas para todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s